Bienvenidos a la vida

En muchas Iglesias se siente esa carencia de fervor en el amor que se debe profesar para Cristo, muchos que no son ni fríos ni calientes, y ese desánimo los ha llevado a no oír a Dios porque su mente está llena de muchas cosas, menos de Dios. Está llena de preocupaciones, planes y actividades, está llena de propaganda de la Tv, internet, celular, hay mucho ruido en su vida cristiana, esa vida se ha convertido en aburrida, quedando en una posiciion de mortandad espiritual.

Dios no quiere seguidores tibios, los verdaderos creyentes repudian el pecado y aman a Dios, son fieles y no inestables.

Bienvenidos a la vida, depende de ustedes amados si siguen en esa muerte espiritual o vuelven a la vida a disfrutar del amor de Dios.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:6)

Carlos Chérrez