Devocional: “Descubriendo la oración”

“Orad sin cesar”
1 Tesalonicenses 5:17

¿Qué es la oración? Es el acto de adoración en el cual con corazón y labios exponemos nuestras peticiones delante de Dios, le alabamos y damos gracias. Es comunión con el Padre.

En la oración, Dios se allega al hombre. Eso es lo que significa “crea que le hay”, es un acercamiento de Dios al hombre. La oración no va dirigida a Cristo ni al Espíritu Santo, a dirigida al Padre. En Juan 4:13 leemos “Y todo lo que pidieres al Padre en mi nombre…”. Este es el secreto único para que la oración sea contestada. Tu pides al Padre, hablas con el Padre, intercedes el Espíritu Santo y todos los reclamos en el nombre de Jesús. Es una conversación cara a cara con Dios donde le hablamos al Padre y usamos el nombre de Cristo.

En la oración debe hacerse la voluntad del Señor (Mateo 26:39). La oración es un acto por el cual una persona se acerca a Dios para tener una diaria y frecuente comunión con El, contar sus necesidades y recibir poder, fortaleza, consuelo, paz y guía. La oración es sólo para la Tierra. Se acabará en la Tierra. En el cielo no se orará. Allá sólo se alabará y se adorará.

“Cuando Dios se propone hacer una misericordia con su pueblo, la primera cosa que hace es invitarle a orar” Matthew Henry

Peticiones de Oración

  • Descubrir el placer diario de estar en la presencia del Señor
  • Cultivar una vida de oración en familia
  • Fortalecer la comunión con el Señor que por medio de la oración alcanzamos