El riesgo de comer alimentos muy cocidos

Una cocción excesiva puede originar sustancias tóxicas y esto en un peligro a nuestra salud.

Al cocinar nuestros alimentos, es el calor el encargado de eliminar los patógenos y dejarlos inactivos; pero algunas veces esta cocción (como en carnes, pescados, pan, pizza) puede provocar la formación de compuestos tóxicos.

Debemos tener un equilibrio entre la cocción, no insuficiente ni tampoco excesiva que queme los alimentos.

Si usted cocina un asado, es éste y el ahumado con carbón de los alimentos las maneras que dan lugar a la contaminación por PAH (Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos), el mismo se encuentra en aguas, suelo, polvo y muchos alimentos. Los PAH salen con el humo del asado y ahumado y se deposita en la superficie de la carne. Los PAH pueden aumentar el riesgo de cáncer.

Los PAH podemos evitarlos si las carnes no son tocadas por las llamas y son cocinadas con el calor de las brasas, no a altas temperaturas.

En los carbohidratos como panes, pizzas, ocurre igual formación de sustancias tóxicas, por eso debemos evitar estos alimentos requemados. Uno de los alimentos que a muchos les gusta es el cocolón, este arroz está recocido y quemado, es de difícil digestión, hay que cocinar el arroz al vapor, esta es la manera sana de comer.

También el freír o el hornear a altas temperaturas producirá sustancias tóxicas.

El alimento muy cocido, quemado, como las carnes (a muchos les gusta las partes quemadas), es de difícil digestión, además pierde muchos nutrientes, pierde beneficios para nuestro organismo.

Cuando se fríe sea con aceite (inclusive si es aceite vegetal) o grasa, el momento que empieza a humear se vuelve toxina, toda grasa a alta temperatura es tóxica, se satura y es mala.

También las bajas temperaturas, es decir en estado de congelación, existe la posibilidad de que se quemen los alimentos, esto es debido al contacto que tienen con el aire y produce por lo tanto combustión, estos alimentos tienen el mismo resultado como si estuvieren en altas temperaturas, no se queman, pero se secan. Debemos envolver bien los alimentos, guardarlos en envase que esté bien cerrado antes de colocar al congelador.

El placer del comer está en el sabor del alimento, su apariencia, su textura, su aroma; pero antes de comer piense si eso es saludable para usted.

Rossanna Mendieta